Inicio > Humor > Albures a la mexicana

Albures a la mexicana

Platicando con algunos amigos que no son de estas latitudes, ellos mencionaban que entre las muchas cosas que les sorprenden de nuestro país es el ingenio y la agilidad mental de nosotros, sobre todo manifestada en forma de albur.

El albur (o paronomasia) a decir de la Wikipedia es una verbalización donde uno o varios de los elementos expresados toman un doble sentido en su significado. Suele acarrear connotaciones sexuales. No se limita a la comunicación oral pues puede incluir ademanes, gestos, expresiones gráficas, escritas e incluso sonoras no lingüísticas como el silbido.

Se conoce como alburero (a) a la persona que frecuenta este tipo de comunicación y como albureado (a) a la que es víctima

Si quieres profundizar en el tema, haz clic aqui

Esto me dio la obtusa idea de publicar este texto que hace referencia a nuestro mexicanísimo albur. Si consideras que los albures son de mal gusto, creo que mejor te gustaría ver otros de mis artículos. Dada esta advertencia…. comenzamos!!

Esto ocurrió el pasado 20 de octubre en un lejano pueblo del próspero Estado de Michoacán, llamado Tejeringo el Chico, cerca de Tecojorita y Tenalgueo el Grande, famosos por su producción de queso baras, queso babas, queso badotas y queso plas, que por mucho superan a los franceses.

Aquel hermoso día de otoño, contrajeron nupcias la señorita Pilar Godoy y el siempre bien ponderado y atractivo Aquiles Baeza Parada; bajo la bendición del Cura Melañonga, sucesor del Cura Melchorizo (que fue nombrado muchos años antes por el Cardenal Gasdas) en la parroquia de nuestra señora Dolores Meraz.

Las damas de honor en la ceremonia religiosa fueron las encantadoras hermanas Melo: Rosa, Deborah y Rita y por supuesto, la Mamá Melo, quien se mostró muy feliz por el gran acontecimiento.

El banquete, resultó ser un gran éxito, acudieron muchísimos invitados, algunos venían de lugares tan lejanos como Lomas Turbo y Lomas Ajeo, como el millonario Agapito Melorques y su esposa Alma Marcela Silva de Alegría; también asistieron aristócratas como Zacarias Blanco de la Barra, descendiente directo del Zar Zacarias el Grande; personajes internacionalmente conocidos como Willy Milano, Elber Gun y Very Hon y la señora Yoko Ito.

El maestro Sebino Sobretti, vestido elegantemente con un traje de Telas de Juir, fue quien dirigió la orquesta en tan prestigiada fiesta.
Las niñas Concha, Queta, Mela y Rita, sobrinas del novio, fueron las primeras en correr hacia el banquete, después de que Guillermo Costecho le gritó a la mayor: ¡Agarra mesa grande!

Una vez que se instalaron todos los invitados en sus respectivos lugares, llegaron los meseros a servir el banquete, en él hubo de todo. Como entrada se sirvieron Picaditas de Huevo y tacos de Lomo Amuelo, pero lo que más gustó fue el Consome Costecho, también se sirvió un coctel de ostiónes, aunque no faltó quien hiciera una crítica:
-Mi amor, ¿a poco no, están mejor los ostiones que te disparé en el Centro?

Definitivamente lo mejor fue el Raspado de Anis que nos dieron al final; se sirvió también leche, té, chocolate y café. Los que se quedaron con ganas de postre, pues no alcanzó para todos, se fueron con Rosa "La Manguera", conocida por su gran variedad de postres de mango.

En la puerta de la casa del Chico Temido del pueblo, mejor conocido como el Coyote Cojo, se armó un pleito tremendo cuando se oyó: ¡ayer te vi sentado en la parada! con su supuesta novia, una tal Carmela Pelaez; se empezaron a pelear, llego otro tipo de mala fama: Memo Herdez "El Pelón" y se armó un lio.

La fiesta seguía y nadie se dió cuenta del pleito, excepto Don Agapito Velez Obando que salió corriendo del lugar pues, según Mónica Galindo, comió mucho y lo agarro Chole de la mano. Don Agapito regreso poco después pero con un tremendo dolor de cabeza, algunos insistían en que "chupara limón", mientras otros le decían que se sentara.

Muchos de los jovenes invitados, disfrutaron a solas de la presencia de Manuela, la de Palma 5, quien asistió también al evento.
A pesar de estos pequeños incidentes, la fiesta pudo continuar en paz, gracias al mensaje que emitió Eduardo Cota, mejor conocido como "Lalo", el cual iba ataviado con un elegante traje de color rosa, confeccionado con una fina tela de las famosas tiendas Telas Poncho, negocio que heredó Alfonso Jr., o sea Poncho El Chico, quien también estuvo presente y disfrutó del magno evento.

Por último no debemos olvidar a mi gran amigo Eduardo N. Ganiza (Lalo) y su primo Francisco Jerte (Paco) y a sus bellas acompanantes Rosa Melcacho y Alma Maria Rico.

Espero que hayas disfrutado este relato, tanto como yo disfruté de la fiesta. Saludos

Categorías:Humor
  1. Oscar
    20/05/2009 a las 0:35

    que buen relato, un poco largo pero chido

  1. No trackbacks yet.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: