Inicio > Humor > Requisitos para ser un chofer de transporte colectivo

Requisitos para ser un chofer de transporte colectivo

Si utilizas el servicio de trasporte publico seguramente habrás pensado que a los pésimos chóferes que ponen en riesgo tu vida y salud no se les exige ningún requisito para trabajar en una combi o microbús…Pero te equivocas, hemos conseguido el listado de difíciles cualidades que los concesionarios del transporte de esta ciudad exigen a todos sus candidatos

Aquí te lo presentamos:

  • No importa la edad, basta saber en donde se encuentra el volante.
  • Tampoco se requiere experiencia, ésta se va adquiriendo con el tiempo, a través de la destrucción de otros vehículos y el atropellamiento de peatones.
  • Es indispensable que el candidato sea lo más cochino posible: no debe bañarse ni rasurarse, y el olor de sus “bisagras” debe ser bastante picante.
  • El aspirante a chofer de combi o micro debe dominar todo tipo de obscenidades y retruécanos lingüísticos, además de poseer amplios conocimientos sobre mentadas de madre de todo tipo para aplicarlas en su oportunidad sobre cualquier vehículo particular que ose metérsele en el camino.
  • Siempre deberá manejar “contra reloj”, pues en su “profesión” importa más checar a tiempo que salvaguardar su vida y seguridad de los pasajeros.
  • Debe de traer siempre a la mano suficiente cambio para la “mordida” del agente de tránsito, puesto que pasarse continuamente los altos también es una exigencia.
  • En caso de accidente, sólo se le permitirá decir: “Yo traía luz verde, carnal”
  • El chofer de combi o micro deberá pararse donde se le antoje, aún en doble fila y en las bocacalles… si le pegan, no importa, pues “el que pega atrás, paga”
  • Deberá bajar al pasajero no donde éste lo pida, sino donde el chofer vea que puede ahorrase un semáforo.
  • El “cumbiambero” deberá de traer el autoestéreo con el volumen lo más alto posible y tocando sus casetes de música tropical y los últimos éxitos de “Los Temerarios”, pues debe preocuparle hacer pasar a su clientela un rato ameno y cultural. Por supuesto que para cumplir este encomiable fin poco importa en que el chofer no pueda escuchar a tiempo la sirena de una ambulancia o el silbido de un ferrocarril.
  • La unidad siempre deberá de estar decorada con el mejor gusto posible. Para ello resultan indispensables un fino peluche negro en el tablero y el nombre de la chava del chofer escrito sobre el parabrisas.

Si crees poder cumplir con estos mandamientos del chafirete poblano… ¡Felicidades!
Llena una solicitud, entrégasela al líder de los transportistas, y en poco tiempo (y gracias a sus influencias) tendrás una concesión para “trabajar por tu estado”.

Categorías:Humor
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: